Fondo Respuesta
Comunitaria

Trabajamos iniciativas y proyectos locales que están enfocados a ayudar a sus comunidades a enfrentar las consecuencias que ha generado el COVID-19 en siete regiones de Chile.

201 proyectos activos
Conócelos aquí
deco-blob-2 decoration
graphical divider

Conoce las personas tras los proyectos

Detrás de cada iniciativa hay personas que las hacen posibles e historias que no puedes dejar se conocer.

Apoyamos a organizaciones locales, en iniciativas y proyectos territoriales que están enfocados a ayudar a sus comunidades a enfrentar las consecuencias que ha generado el COVID-19 en siete regiones de Chile.

Esta iniciativa, apoyada por el fondo de respuesta comunitaria, permite que 10 familias de la Junta de [email protected] El Manzano, de San José de Maipo, tengan algo tan esencial como acceso a agua potable en sus viviendas.

Salud mental para mujeres de Renca: Este proyecto es una de las más de 200 iniciativas que el Fondo de Respuesta Comunitaria impulsa en siete regiones del país y, en esta ocasión, es realizada por el Centro de Formación, Capacitación y Servicios Comunitarios Casa de la Mujer de Huamachuco.

Esta iniciativa, parte del Fondo de Respuesta Comunitaria, es realizada en la comuna de Quilicura y está liderada por Ester Theoduloz, junto con otras siete mujeres, quienes cada jueves entregan almuerzos para su comunidad y que, además, para Navidad decidieron doblar los esfuerzos para llegar no solo con alimentos, sino con insumos para el hogar, para acompañar a las más de 600 personas que apoya la iniciativa.

Este comedor está ubicado en la localidad de Villa Mercedes, comuna de Quilleco, en el sector precordillerano de la Región del Biobío.
Esta iniciativa beneficia directamente a 26 [email protected] mayores que viven solos, enviándoles almuerzo diariamente hasta a sus casas.
Además, el impulso del Fondo de Respuesta Comunitaria no solo les permitió implementar el comedor, comprar los alimentos e insumos, sino que, además, les permite costear los gastos operativos para poder funcionar y enfrentar de mejor manera al COVID-19.

Esta iniciativa es realizada por el comité de vivienda Nueva Esperanza 1, una toma ubicada en el sector El Boro de Alto Hospicio, en el norte de Chile. Gracias a su implementación pueden apoyar a 115 niñas, niños y adolescentes que no tenía acceso a internet para su educación y a cerca de 60 [email protected] mayores con quienes comenzaron un proceso de alfabetización digital.
Tiene tres turnos a la semana, de lunes a viernes, con la ayuda de monitoras que guían y acompañan el proceso de las personas que acceden a él. En Nueva Esperanza 1, el 90% de la población es migrante, por lo que, además, los/as ayuda con las brechas ya generadas por su situación migratoria.

En la casa de una de las personas a cargo de la iniciativa se instalaron cuatro computadores y una impresora para entregar apoyo tecnológico a niñas y niños del sector, durante sus clases durante el año escolar, y también a [email protected] para lo que necesiten. Además cuentan con una olla común para entregar alimentación. Con esto se han visto beneficiadas 270 familias, alrededor de 100 niñ@s, y 20 personas en situación calle, que asisten esporádicamente.

arrow-up icon